Austrialia?

el
Como muchos de vosotros sabéis a mi, particularmente lo que me gusta es la historia. Esta muy bien esto del vino y dentro de todo es un buen sector, pero sin rubor reconozco que me encantaría, o ya a estas alturas, me hubiera encantado, el haber podido dedicarme a la historia. A su estudio, y sobretodo a su comprensión, y a hacerla comprensible a otros, en el fondo y supongo que debido a la tragedia de los distintos profesores de historia que tuve, salvo la Madame Bericat (of course).
De vez en cuando en este pseudoblog os haré participes de cosas que me fascinan, cosas que me sorprenden o simplemente hechos que puestos en un contexto actual, me hacen flipar sobremaneramente . (gran palabra esta ultima)
Esta mañana me he levantado pensando en uno de los apuntes que leí hace poco en un libro, sobre los descubrimientos. 
Como hubiera cambiado la historia si en lugar de una isla, hubiera sabido, que eso era un nuevo continente?
Cuando encuentre de nuevo el libro, debe de estar en casa de David Guilarte, os lo pondré por escrito para que podáis comprarlo.
“en 1606, una expedición española comandada por el capitán Quirós, formada por tres naves y 300 marineros y soldados, partió desde las costas de Perú y alcanzó una nueva tierra tras navegar por el Pací­fico durante cinco meses. Se presuponí­a que, siendo el planeta redondo, en el Hemisferio Sur debí­a existir un gran continente que sirviera de contrapeso a la gran masa terrestre que forman Europa, Asia y el norte de África.
Quirós tomó posesión de las tierras a las que acababa de llegar con la convicción de que se trataba del nuevo continente, bautizándolo como “Austrialia” del Espíritu Santo, en honor a la Casa de Austria, que reinaba en España en la persona de Felipe III, y a la Iglesia. Dicen que más tarde el nombre pasó a ser Australia, que perdura desde entonces. (Las teorí­as oficiales apuntan que el nombre de Australia deriva del latí­n “australis”, que significa “del sur”, la mí­tica tierra desconocida del sur (“Terra Australis incógnita”) de los romanos).
Pero Quirós, en realidad, estaba a unos 2.400 kilómetros de la costa australiana, en concreto en la mayor de las islas Nuevas Hébridas, que aún hoy conserva el nombre de “Espí­ritu Santo”.
El error del capitán Quirós evitó que Australia se convirtiese en colonia española.
Pero más casualidades y errores se sucedieron y confabularon para que los navegantes españoles nunca llegaran a la colonización de aquellas tierras:
Al partir Quirós de regreso a América, una tormenta separó a las tres naves que componí­an la expedición. Una de ellas, la gobernada por su segundo, Luis Vaez de Torres, cayó en la cuenta del error de Quirós, e inició en junio de 1606 su propia búsqueda de Australia.
Sin saberlo, entre el 1 y el 5 de octubre de 1606, Torres fue el primer hombre en atravesar el estrecho que separa Papúa Nueva Guinea de Australia, motivo por el que este paso de mar se llama “Estrecho de Torres”.
Algunos historiadores afirman incluso que, durante su travesí­a por el estrecho, Torres tuvo que ver sin duda el cabo de York (el extremo más septentrional de Australia), pero que al no ver una lí­nea de costa prolongada debió confundirlo con una isla.
Y así­ fue como la Historia cuenta que los españoles pusimos el nombre a Australia (?), al Estrecho de Torres, y que estuvimos a punto de descubrir aquellas lejanas tierras.”
 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s