La falta de Empatia, 101 cosas que Marc odia y yo completo.

La falta de empatía.

Es muy frecuente toparte con gente que comete el gravísimo error de hacer observaciones o formular preguntas desafortunadas o fuera de lugar, emitir juicios o verbalizar sin sentido, desvelando así sus graves carencias emocionales, culturales y seguramente vitales.

Lo califico de falta de empatía pero es un eufemismo ya que en realidad opino que es una muestra de patanería. Vivimos en un país, donde lo opinable se extiende a todos y cada uno de los aspectos de nuestra vida. La gente opina: uno se convierte en ladrón, fantástico, rubio, negro o chino, o hasta en enfermo mental en base a la opinión de cualquier Teresina de tres al cuarto. De hecho siempre recelo cuando algún tontaina, vinícola por ejemplo, me comenta que este o aquel es “un creador de opinión” uixxx qué peligro que dan cuando dentro de su aura de perfección o simplemente, porque ese día se han limpiado el pelo, son y se disponen a dar su temible pontificado sobre alguna cosa. Crean opinión, crean tendencia? Continuaremos cargando a la izquierda y meando torcido.

He aquí algunos ejemplos:

  • Aquellos/as que amargan la vida a los que no tienen pareja inquiriéndoles continuamente acerca de su condición de solteros/as para luego, con el paso de los años y una vez emparentados, recriminarles el hecho de que no tengan descendencia y acabar, cuando ya la tienen, reprochándoles que por qué se complican tanto la vida con tantos hijos. Esta gente son muy peligrosos, porque de tanto recriminar se pierden ellos mismos dentro de su falacia personal. En este caso conozco alguno que ha llegado a comentar tres cosas en un espacio de tiempo corto Que guapo que es tu hijo // desde que ha empezado a hablar tu hijo es como tu // Tu hijo tiene un problema. Básicamente ese problema es y se llama libre expresión y a nadie le gusta en el fondo que le digan las verdades a la cara. Y bastante menos a todos aquellos que se sienten investidos de la Verdad y la infalibilidad.
  • Los que antes de saludar te sueltan un detestable “que mala cara haces”, un “cómo has engordado”, un “estás resfriado”, un “ vaya voz, saliste ayer o qué?” y un largo etcétera. Estos patanes, insisto en el calificativo, se amparan en la confianza y la amistad para permitirse tales licencias pero antes de escupir deberían pensar en las circunstancias del receptor de esas molestas y en ocasiones ofensivas aseveraciones. Yo en este caso realmente atribuyo la situación a una falta de inversión en espejos en casa, (hecho el cual desde que IKEA los vende no tiene sentido) y sobretodo al miedo que tiene la gente (en algunos casos lo entiendo) a mirarse a ellos mismos y verse por dentro. Es terrible!
  • A los terribles familiares que o intentan verte  demasiado o les ves tu demasiado sin que te den la opción de impedirlo, o directamente no quieres ni ver por opción propia y libre albedrio y se presentan en tu casa por el articulo 33 cada fin de semana. En este caso los comentarios en caso de encontrarse siempre entran en tromba y son capaces de desmontar el panorama vital de uno o lo poco que uno ha salvaguardado de ellos. Esto se puede relacionar al primo de Ubeda o a alguien más cercano. Hablan de todo y sin tapujos: desde tu economía personal, al coche que tienes, y juzgan a diestro y siniestro sin atragantarse con los cacahuetes, (lastima)
  • Al idiota que te encuentras cuando vas a correr, y ya estas sacando el higado por la boca y tu cara no es más que una vieja congestión de puntos blancos y rojos. Siempre, e inexplicablemente ese opinólogo se te pondrá al lado y querrá correr “unos kilómetros juntos” ante lo cual solo tienes tres opciones: pegarle, parar o seguir a lo tuyo, subir la música y no hablar con él. El problema es que ello básicamente siempre acaba derivando en algún comentario sobre tus bambas o con preguntas capciosas sobre tu respiración acelerada.
  • A los catedráticos, familiares o no, que se lían los fines de semana a explicarte los principios básicos de la economía mundial, mientras se comen unos berberechos o unas patatas con salsa Alella. Estos son los más pesados de todos, aunque también los que provocan más risas. Creen que por haberse leído un suplemento de domingo o la contra de cualquier Vanguardia ya forman parte de el circulo selecto que rige nuestras vidas y que mi gran amigo Estulin www.danielestulin.com a descrito en sus libros sobre el “Club Bilderberg”

En esta vida nadie está obligado a tener pareja, ni a ser heterosexual, ni homosexual, ni Teresina, ni a casarse, ni a tener hijos, ni a ser feliz, ni a tener dinero, ni a trabajar, ni tan siquiera a ser fiel. Hay gente que hace mala cara o que engorda o que adelgaza sencillamente porqué está enferma y lo último que necesitan es la estocada de sus “queridos” amigos y o familiares, estos últimos siempre bastante más convencidos que sus comentarios son juicios justos.

 

Lo entendéis, patanes?

 

Por último, no podemos olvidar a los observadores estilísticos, aquellos que se permiten la libertad de juzgar la forma de vestir de los demás. Son los que más me irritan pues normalmente su atuendo es lamentable.

 

Hace años uno de ellos emitió su triste, estéril y equivocada opinión, que yo no había recabado, por supuesto, acerca de mis zapatos- grave ofensa-, unas magnificas botas de piel de cocodrilo que compre en Miami en el año 2001, cuando el ni sabia donde estaba florida ni las Everglades y al bajar la vista me di cuenta de que llevaba unas espardenyas, muy catalanetas ellas, pero espardenyas cutres de esas que se deshacen al primer atisbo de lluvia. No hace falta decir más.

 

 

En fin, patanes, meteos vuestros juicio de valor por dónde os quepan. Ya que por supuesto es verdad que los rios profundos son los más silenciosos.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s