Jugar contigo A…o jugar A contigo

el

Os parecerá una nueva imbecilidad en este blog, aunque la verdad no lo es. Visto los borborigmos que han creado mis dos últimos posts, he tenido el placer (o no) de hablar más profundamente sobre lo que escribía en ellos. En el fondo uno se levanta con ganas, a veces, de hablar de los pelos que le salen a uno en las posaderas, y a veces a uno, le revienta hacerlo.

Pues bien, hoy, hablando con uno de mis 4 amigos, discutíamos sobre mis dos posts. Aparte del hecho que detesta que sea tan “franco” (Al: no puedes ir llamando imbeciles a todos…) a salido a la palestra el porque?

El concepto en fin es el importante:

Me decía Eduardo, que en el fondo yo no entiendo como juegan hoy los niños y adolescentes, que lo que crean es un espacio virtual donde todos juegan juntos y donde en lugar de tener presencia física, la virtualidad es lo que impera.  He tenido un momento de duda…Será verdad?

Pues no:

Realmente el concepto es distinto, no es lo mismo,

  • Jugar contigo A…
  • jugar A contigo…

en el fondo nosotros antes, y nuestros padres antes que nosotros, y los suyos antes que ellos (mola porque me podría pasar el post yendo marcha atrás) jugaban contigo A.

La gran diferencia amigo Eduardo, es que a estos juegos que los jóvenes, los impúberes, y los no tan jóvenes, son juegos a los cuales puedes jugar solo. Y aquí reside la gran diferencia. En la antigüedad, es decir hace solo 30 años, los juegos a los cuales tu jugabas solo eran juegos de imaginación, donde el actor se construya el mismo el universo particular donde transcurrían sus aventuras. Ya sea la Barbie, como los soldaditos etc… hoy en dia, en estas Wiis, o Plays o lo que sea, dan un realidad determinada donde el actor o ya llamado jugador, juega a ella. No sé si me seguís?

Aquí es donde reside el kit de la cuestión y es allí donde nuestros niños, y nosotros si participamos de ello, damos un paso hacia la idiotización del individuo ya que capamos de raíz su creatividad.

Cuando me refería a Idiotizar, me refería a esto. El problema no existiría si jugásemos a ello poco, pero esta estudiado que con estas maquinas, y los juegos que en ellos se desarrollan, la posibilidad de engancharse es altísima. Ya no será entonces, ni la posibilidad de un estricto control por parte de los padres, la barrera que imposibilite el que el niño o el no tan niño acabe, enchufado a la máquina.

hikkimori2

Esto, que aquí puede parecernos anecdótico ,es ya en muchos países un problema importante. Aquí quizás aún gracias a la importancia de la familia y de su efecto profiláctico hacia este tipo de problemáticas no vemos casos exagerados aunque cada vez más comunes como en Japón, Estados Unidos o algunos otros países, como UK etc… donde a través de estos aparatos, en principio tan inofensivos, han desarrollado monstruos que a pocos podríamos imaginar o conductas que no cabrían en nuestra cabeza.

 

(esta demostrado que muchos de los MassSnipers de los estados unidos eran jugadores compulsivos) (o que en muchas reacciones violentas o de exclusión de individuos están fuertemente relacionados con juegos de ordenador) (alguien se acuerda del asesino de la ballesta?) o en sociedades menos violentas como Japón los Hikikomori ( http://www.medciencia.com/hikikomori-la-vida-entre-cuatro-paredes/ )

 

Seguramente muchos de vosotros pensareis que todo ello no es mas que una exageración, pero… dentro de todo y si pensamos en lo que vemos alrededor, es mejor no darle pan al zorro, y menos cerca del gallinero.

2 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Eduardo dice:

    Mi querido Jorge,

    A medida que me sumerjo en tu post, me haces recordar… Mi vecino Juan Luis…, Friki donde los haya, con su bata azul a rayas, siempre jugaba solo, en la esquina del patio durante el recreo del comedor. Fiel a sus Argamboys, a sus cochecitos Guisval (Guisval, miniaturas en metal…), a sus indios y vaqueros de plástico… Aun lo recuerdo…, con su mofletes hinchados, reproduciendo sonidos de grandes batallas, de aviones a propulsión, de… y mientras tanto, los listillos, nos situábamos en la otra esquina del patio, jugando a “verdad o consecuencia” para así dejar de imaginar y empezar a tocar… de hecho no me extrañaría que mi amigo Juan Luis hubiera perdido su virginidad con la Nancy de alguna de mis hermanas…

    Mi querido Jorge, la imaginación y la creatividad no se generan juagando A, ni posiblemente Jugando Con, desgraciadamente es un don que se lleva dentro y que finalmente son tan ineptos los padres que compran una Play Station a sus hijos con la excusa de que eso es el futuro, como los que se obstinan en comprarles los aburridos y famosos juegos de construcción, mecanos, etc… siempre he odiado los mecanos….

    Seguro que las “maquinitas” PS no fomentan la imaginación, pero tampoco lo hace el aburrimiento. Hoy los niños se comunican por whatsApp e ir en contra de esto, es negarles la pertenencia a su grupo (y te lo dice un padre que hace un mes estampo una bb contra la pared).

    Como siempre todo puede ser positivo en su justa medida… nuestro reto no es negar, eso es lo fácil, lo complejo de ser padres es dar para sumar.

    1. Al Fenici dice:

      Touche con acento en la e

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s