España, la sociedad del destinismo.

el

La sociedad de las pequeñas perversiones, o el país de las pequeñas miserias? Meridionales embutidos en su tempus infinito o eficacia en las ordes bárbaras?

 

Sentarse media hora al dia a pensar sobre mi entorno es casi, casi, un ejercicio comparado al de Francisco, Papa de Roma, cuando se sienta a meditar sobre su poder espiritual versus un NINI.  Un camino con destino al Absurdo.

 

Somos al final un país de miserias, de gente buena, preparada, condenada al universo infinito e interminal del fracaso absoluto. Y es que la península nunca se recuperará de su siglo de oro, y parece atada y encadenada a los miserables que se hicieron ricos entonces, y los herederos que lo hicieron durante 40 años de dictadura.

 

Y la Juventud…la juventud de este país esta perdida en un limbo del que no saldrá nunca: ni brotes verdes ni signos de recuperación, ni martingalas en pelotas. Pasaremos de NINIS a NIPUS-NIPUS.

 

Los que tengan la suerte de vivir su miseria en la España cañí, la rural denostada olvidada y barata, aún tendrán suerte de dedicarse a los quesos, a los nabos, y las viudas de los pueblos, o viudos! Y los urbanos, atrapados en el circulo del consumo, los trabajitos de mierda y la masificación (vente pa Madrid y deja el pueblo) se verán condenados al parque, y a jugar a las maquinas gratis que se encuentran en la entrada del Media Markt.

 

Esta es la mierda de país que os queda a todos, y el que crea en la política que le den, el que crea en el cambio, que lo intente y sobretodo, el que lea esto y esté a tiempo, que haga sus bártulos y si puede, se largue de este país, que además de roto económicamente, se fragmentará políticamente y en suma continuará siendo unos de los casos más extraños de estudio de las facultades de economía mundial: el de la “economía falaz, y la felicidad virtual”, y en el fondo mal que nos pese a todos, mejor vivir y morir la grandeza del intento lejos de casa, que Morir o mal vivir en las playas de una Ítaca que hace tiempo que se convirtió en un Guantánamo de la juventud o simplemente un purgatorio perpetuo.

 

Arquitectos en Marruecos, licenciados en Londres limpiando wáteres, y un gobierno de derechas que aniquila como una apisonadora cualquier tipo de intento de mejora, cualquier pregunta que empiece con un porque, o simplemente y como resumen de todo, una especie de sopor o extraña y perversa sensación de aceptación de la realidad.

 

Parecemos la sociedad del Destinismo, y hemos pasado del país de la ilusión al campo de exterminio del futuro: porque en fin señores, poco a poco todas y cada una de las ilusiones de la sociedad se ve gaseada sin miramientos, y el determinismo nos marca como a reses de un rebaño inútil e incapaz de sublevarse.

 

Despertad!

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s