Contacto…

Punto de no retorno, de hecho no hay más opciones que dos: desatarme el sujetador o desatarle los zapatos.

rubia

Le miro, parece que su barba a medio dejar o a medio afeitar me pide roce, nadie nos mira, el bar esta lleno de mariconas de medio pelo, y divorciados de ambos sexos, y humo. Es uno de esos garitos donde aun no ha llegado la puta ley antitabaco, o sí, pero la autoridad aun no ha llegado.

Nosotras venimos aqui en busca de sexo, de pocas explicaciones, y de ningún rollo extraño. Ya hemos estado enamoradas, hemos abandonado o nos han abandonado, pero sobretodo, lo que tenemos como bagaje es dolor y ambición. Ellos vienen a por lo mismo, aunque a muchos les guste el amor primero. Los tíos tienen eso cuando se hacen viejos, pasan del follar a destajo a querer caricias, porque en el fondo, los hombres, no entienden nada: nos dejan en nuestro mejor momento y ellos solo quieren revivir un amor pasado, o una historia que no existió.

Pero ese tipo de la barra me está mirando, parece distinto, una máquina preparada para doblarme contra la pared, su mano parece no temblar y sus ojos, escondidos tras unas patas de gallo extrañas me están desnudando poco a poco, lo tengo a 5 metros y siento su aliento en mi nuca. Parece que esté solo: chupa de cuero abierta, camisa a cuadros, vaqueros…y botas. Se las quitará esta noche o tendré que hacerlo yo. Noto como mi respiración se esta entrecortando, en las axilas me caen gotas  de sudor frío, siento un tremendo y enganchoso sabor a vainilla en mis labios, y el sujetador que nunca llevo se me clava en los pezones endurecidos por la excitación. No me quita la mirada de encima, continua con sus ojos clavados como garfios en los míos. Empiezo a temblar, aunque de puertas a fuera continuo siendo la más guapa y deseada del Bar. El humo se desplaza de un lado a otro, mis labios se amarran a la copa como si estuviera a punto de aprisionar con ellos su lengua, una de mis manos, descontrolada en el bolsillo del vaquero, juguetea.

Se ha levantado de su taburete, se acerca, muy poco a poco, parece que nadie le conoce o que todos se apartan, huele a peligro y a confusión, es alto, es delgado, es ancho de espaldas, parece sucio, todo lo sucio que necesito esta noche. Sus ojos son casi negros, y el local, oscuro y violeta, le dan un toque animal. Parece que mi mano se niega a salir del bolsillo, se niega a parar…No hay espacio.

besoLa gente se descontrola en la barra, todos piden: un gay a mi lado grita copas inconexas, una divorciada repintada me mira como pidiéndome carne fresca, la gente pierde el norte, y el, detrás mío…, se para. Se que está detrás, a mis espaldas, esta observando quirúrgicamente el tatuaje de mi espalda. Esta detrás, lo siento, pero no puedo girarme, quiero hacerlo, pero no puedo, seria meterle los pechos en la boca, estoy sudando.

De golpe, como si se tratara de otra persona, veo una mano que penetra en el bolsillo delantero de mis Jeans, el que queda libre, y un murmullo apenas audible me acaricia la oreja con un “sígueme, y no te muevas” mientras sus dedos se juntan con los míos.

hombre duroPasa el tiempo, estamos apretados todos contra todos, y todos contra la barra. Su mano derecha no se ha movido, y la izquierda está sin descaro sobandome por atrás, nadie nos mira, y poco a poco noto como si todo me flojeara,  él lo sabe y continua. Desconecto del mundo para soltarme. Me quedo en blanco, despego…

bañera

De pronto me giro, y el ya no está. Ha vuelto a su posición inicial, al final de la barra. Me sonríe, y me dedica un brindis con su copa. He de reconocer que me he enamorado de ese tipo, de su barba, de sus manos, y de su silencio, le miro, y moviendo sus labios me dice: Hasta mañana Nena…

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s