No escribo para vosotros….

el

Lo más aburrido de escribir en un blog es tener que lidiar con todos aquellos que se sienten propietarios de él. A todos nos gusta que algún capullo de tres al cuarto (ergo yo) les dedique un poco de su tiempo aunque sea solo para insultarlo. La humanidad propaga dosis indescriptibles de protagonismo. Y es que en el fondo todos queremos ser un “primo entre pares”, y que alguien nos dedique tres líneas aunque sea solo para insultarnos.

Escribir, como lo hago yo, me lleva a tener que responder a preguntas como: “hablabas de mi verdad?” o “la próxima vez que escribas esto te partiré la cara”. Todos y todas tienen un pequeño Dios que les hace un poco más ellos y menos alguna persona normal. Si escribes sobre algo muy triste es que alguien se ha muerto, si escribes sobre “contacto” es que directamente le fuiste infiel a tu pareja, si cuestionas al gobierno te has vuelto terrorista, y sin lugar a dudas, si escribes en general provocas dos reacciones fijas y contundentes: crisis de mediana edad y por su puesto el famoso coktail compuesto por “subversividad, infidelidad, e incorrección”

A uno, y a mi, (que puestos a dar explicaciones somos el mismo) nos la trae bastante al pairo tanto sentimiento de protagonismo, y continuamos escribiendo, pero sin lugar a dudas, es cansino tanta actividad extrablog sobre la persona de uno mismo.

 

El otro dia, hablando de ello con el gran cantante y mejor prosista poético Narcis Perich, me decía tras poner una canción suya en este blog: “estas trist company?” a lo cual conteste que su canción era bastante más fúnebre y nadie le había preguntado lo mismo. Pero es de suponer que lo de los blogs tiene algo de cuaderno de Bitácora, y todos aquellos interesados más los que no tienen vida propia (acabo de perder un centenar de lectores) se dedican a leer entre líneas a ver que carnaza se saca o peor aún, a ver si salen o no salen en la foto.

 

Debo deciros, y según como confesaros, que la mayoría no salís en mi blog. Me inspiro en cosas extrañas que me pasan, como cuando una banda de hombrecitos verdes me raptaron, o el dia que me sentí atacado por unas 126 mujeres en una línea de bus del extrarradio de la ciudad. También me inspiro en cosas como el fin del mundo, el papa Benedicto XVI, el señor Berzosa de mi pueblo y sin despreciar a ninguna todas y cada una de las abuelas que hacen pilates conmigo. Además de las rumanas de los mobiles y mis colegas de la comida de los jueves que se hace los miércoles, mi amiguete que no puede con la suma dos más dos de Sant Cugat que nunca viene a las comidas y el perro del vecino que escarba dirección Australia. Me inspiro en todos vosotros y pocas veces hablo de mi.

Aunque de todas maneras si lo que os hace feliz es ser arte parte y protagonista de un escritor frustrado, yo estaré encantado de escribir para vosotros. Pero por favor: no me importuneis con preguntas como: “hablabas de mí?”

 

Solo una excepción: los nombres propios, entonces si!

 

Al resto: que os den! De verdad.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s