Su Feria, Prowein

Resultó ser, almenos para mí, su feria. Es verdad que con todo lo que pasó después, uno y otro, y el de más allá, ha intentado borrar de su recuerdo su paso por esta vida, y es que en el fondo, podemos decir que muy buenas migas no ha dejado en el camino. Os hablo de mi amigo, o no, y de mi socio, o mejor dicho ex-socio. Y esto último ya no sé si porque murió quizás demasiado temprano, o porque hay días que hubiera deseado no haberme cruzado nunca en sus pasitos saltarines un dia en esta feria.

La primera vez que lo vi se me antojó muy grande, y a él le parecí un tipo peligroso, quizás por ello, la naturaleza de cada uno nos puso siempre de la mano, y nunca frente a frente. Lo conocí en esta feria, la Prowein del 2000. Mi primera Prowein…y llevo 15.  Esa, resultó, ser  su feria. Una Prowein sin él, ya cuando la enfermedad lo tenia encerrado en el Clinic de Barcelona, era como algo bastante aburrido, un tramite más, de hecho Stand en el que parabas Stand en el que se hablaba de la mala suerte que tuvo, o tenia.

Un pasillo del hall 4 era un nunca terminar, una cola del taxi el mejor sitio para conspirar y comentar la jugada, el bareto esquinero el punto de reunión, y por la noche, cuando todos habíamos finiquitado nuestras obligaciones clienterales el café Madrid nos acogía como prostitutas usadas o náufragos olvidados, para terminar cerveza en mano, lo que podría haber sido un gran dia, y nunca lo acababa de ser.

Pero sin lugar a dudas, esa feria, así como Manhattan en setiembre, eran sus lugares. Se paseaba como un pavo real, hablaba con todos y todas, aunque luego supimos que conspiraba desenfrenadamente contra todos y contra todas. Nadie lo entiende y seguramente es otra de estas cosas que se llevó a la tumba. Fumábamos fuera, a veces Silvia se unía al dúo sacapuntas de los últimos tiempos, pero siempre, siempre, era su gran personalidad (buena o mala) que rellenaba el espacio.

Hay espacios que pertenecen a uno en la memoria de otros; no se donde la gente me ubicará a mí, viajo solo y no tengo particularmente muchos amigos de trabajo, mi socio actual es de total confianza, pero a ambos nos encanta no explicar donde estamos o simplemente mentimos en ello como cosacos ebrios. Me gusta Dinamarca, tengo una cierta debilidad por las vistas del Hellnan Marselis de Aarhus, y tengo que reconocer que Paris me pone mucho, aunque seguramente, uno de mis sitios preferidos últimamente es un pequeño restaurante japonés en Osaka donde he estado unos cientos de veces, aunque siempre y por decisión propia, solo.

Como he dicho antes, Dusseldorf y Manhattan en otoño, son sitios que él, para mi, se ha llevado para siempre. Me guste o no, lo eche de menos o de más, siempre que vuelvo a la Prowein me pregunto si me lo cruzaré en algún pasillo, o en algún momento, es su feria. Mis sitios son distintos. Nadie me espera.

Mañana me subiré al mismo vuelo de Lufthansa de siempre, con la misma maleta de siempre, y con las mismas ganas de siempre: es la vida del feriante, esa que parece tan glamorosa y fantástica, y que no lo es aunque si mejor que la de un operario de una cadena de montaje o alguien que no pueda ni trabajar. Llegaré haré lo mismo de siempre, pero sé, que en algún momento, o en varios, aunque no se lo merezca el muy cabrón, giraré mi mirada por encima del hombro para ver si él esta allí, porque en el fondo, un poco, se le echará en falta, o almenos yo lo haré. Aunque solo sea un poco, ya que tantas mentiras salidas de su boca son, aun un plato de mal comer y algo difícil de digerir. De todas maneras, los que nos hemos quedado aunque nos doliera mucho todo lo que hizo aún somos capaces de guardarle, un rinconcito, pequeño, muy pequeño, aunque rinconcito al fin y al cabo, en nuestro corazón.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s