Morirse en casa…

Dentro de la desgracia absoluta de la muerte, y deseando que esta llegue en mi más completa senectud, y más en forma, (o al menos tanto) como los abuelotes de mi pueblo, los cuales tienen en parte mucho que agradecer a nuestro joven alcalde, hoy he descubierto que me encantaría morirme, viejo, exhausto, preclaro, y guapo (of course), en el jardín de mi casa, bueno, en la que vivo de alquiler. Quizás con un poco de música siciliana de fondo, y sobretodo, con un Chester en los dedos y una birrita cerca. Lo del Chester porque cuando llegue a los 70ipico volveré a fumar de vez en cuando, y la cerveza, porque a parte del aguamiel, no creo que se haya inventado nada mejor como bebida.

Y es que lo de morirse en casa, pero no en casa en la cama etc…sino en el Jardín, o en ese lugar maravilloso que todos tenemos, debe de tener su qué. La gente, o almenos toda la gente que conozco o he conocido, excepto “la tieta” y mi abuelo materno, los han finiquitado a todos en el hospital, y eso debe de ser muy triste. Morirse en un sitio que uno adora debe de ser fantástico.

Mi jardín, el que tanto disfruté cuando era un niño, tanto odié de adolescente, y que ahora de nuevo adulto, adoro como algo casi sagrado, me parece un sitio idíllico donde encontrar la muerte, cuando sea viejo y desvencijado, algo sin dientes, con muchas arrugas, repetitivo, dos veces niño, y sobretodo hedonista. Porque hay dos tipos de viejos, los que disfrutan de todo, y los que se encierran en sus rutinas y todo les parece mal, y todo es mala leche, piel fina, y poca idea del mundo, almenos el que corre y pasa cada dia, por el que solo pasean, y que poco aprovechan.

Me la imagino adormecido, quizás por una ingestión temprana de lúpulo en cantidad suficiente para un desayuno dominical, (me gusta desayunar huevos fritos, bacon, tostada y cerveza los domingos), sentado en la silla del fondo, una que tengo, que ya en abril (la gente tiene tendencia a morirse muy cerca de su cumpleaños), sobre el medio dia, a uno le da el sol en la espalda, y desde la que se puede divisar, casi todos los árboles que plantamos cuando yo era un niño, los viñedos, y la cornisa de fondo.

Es un sitio extremadamente bonito, y muchísimas veces, cuando me encuentro en algún lugar del mundo solo, cierro los ojos y entro en él como si estuviera reservado, solo para mis ojos.

Morirse en el jardín, como adormecido, esperando la visita de algún amigo, esos que yo considero mi familia, sería tremendo, sería en mi vejez, una buena manera de morir. Quizás mis amigos estarían ya todos muertos, pero entrando en ese canal extraño ya sin salida, yo pensaría que los esperaba, y ellos quizás vendrían a buscarme. Alguno quizás con mala cara por algún agravio, una de esas verdades que los amigos de verdad no se callan, algún otro con alegría de volverme a ver, todos con ganas, como si vinieran una vez más a alguna de mis barbacoas de alto componente etílico, con mucho que comer y mucho que opinar, y mucho que abrazar y tan poco para recordar. La gente siempre dice: “es que tu no quieres salir de tu casa!”” . Coño! Es que vivo en un sitio cojonudo, y para meterme en según que sitios mejor en casa no? Y es que lo de comer canalones fuera de casa…como que no!

En fin, que teniendo en cuenta que he encontrado un buen sitio para morirme de viejo, DE VIEJO!, ahora solo me queda encontrar una buena música de fondo que pondré repetitivamente en mi ampli cuando empiece a sentir la necesidad, también unos pantalones que no aprieten mucho y sobretodo una guayabera bien chula! Porque si uno se muere en el jardín, cigarrillo en los labios, birra en mano, uno debe de vestirse con una guayabera bien bonita.

Uno debería de tener el derecho de morirse en su casa, de viejo, y como un campeón! Y así espero que sea conmigo: viejo, bien vestido, fumando y bebiendo, guapo, y tranquilo, mirando o ya sin mirar, los arboles que planté cuando era solo un niño, con mi padre.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s