Jugaban a que sí.

el

Vivir Mata

Este post es una publicación ajena a nuestro blog. Pertenece a una lectora que se ha puesto en contacto con nosotros vía email preguntando si le podíamos publicar un texto. Como nos gustó aquí lo dejamos. 

maxresdefault

Ella. Ojos grandes, piel suave, tetas pequeñas.

Él. Había recorrido decenas de cuerpos con la lengua sin discriminación por edad, complexión o color de pelo.

Ni siquiera estaban enamorados, pero jugaban a que sí. Jugaban a enlazar las piernas en la cama después de follar. A acariciarse con miedo. Las vértebras de ella crujían mientras se tapaba la boca. No quería que nadie descubriera que su dulce voz podía emitir gemidos de locura. Él la mordía. La giraba. La cogía del pelo clavando sus ojos verdes y la arrastraba a su terreno.

Ni siquiera estaban enamorados, pero jugaban a que sí. Cada mañana ella se vestía pensando en cuántos días faltaban para que…

Ver la entrada original 181 palabras más

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s