Ni “Los Unos”, Ni “Los Otros”.

Bienvenidos al mundo del miedo y la mentira.

Mis palabras os parecerán brutales, pero como decía un tweet que he leído esta mañana, escuchar a Jorge Fernandez Diaz hablar de libertad de expresión… si, el mismo tipejo que aprueba con dos cojones la ley mordaza, que mete en la cárcel a según quien por escribir según qué, hijo de un comisario de la policía franquista, miembro numerario del opus dei, y sin lugar a dudas, uno de los personajes más nefastos y retrógrados de la política actual española es, francamente, una broma de mal gusto.

Tras los funestos hechos de París, nos hemos hartado de ver a este hombre en la tele, hablarnos de seguridad, de control, de que no pasa nada y de que la larga sombra de las fuerzas de seguridad del estado, están en todo. Hasta se dignó a proclamar la gran especialización de nuestros servicios secretos en temas tan sensibles como el terrorismo islámico. Supongo que a este hombre lo meten en el “Mongolia” de turno de Israel y se ríen de él. Por cierto, el gallego se dignó solo a un tweet, supongo que porque sobre ello tampoco tiene opinión.

Vamos por partes, y que nadie se moleste, esto al P.P. le va como anillo al dedo, pero sobre todo y en general, estas situaciones de pánico general, les van bien al poder.

IMG_4712

Estamos oficialmente en guerra desde que alguien en nombre de Alá le revienta los sesos a 12 personas. (sean intelectuales o no) en el corazón de Europa, pero… No es una excusa perfecta en nuestro país, donde últimamente nuestras libertades están más a bajo que el betún de los zapatos, para tenernos aun más controlados?

Recordaros el caso del pobre brasileño que frieron a tiros en el metro de Londres porque parecía sospechoso; o la de tipos “peligrosos” que acribillan en los Estados Unidos “just in case”? En un país como el nuestro donde la libertad de facto no tiene mucho que ver con la libertad establecida por ley, (básicamente porque la ley se la pasan por el forro de los cojones en aras de un concepto de seguridad de orden o de permanencia en el poder), algo como lo que ha pasado en París, aquí, nos puede pasar factura de una manera tremenda. El P.P. nunca superó el fiasco de la crisis del 11-M ni la movilización del pásalo. Nunca lo superaron, pero como gente inteligente que son, aprendieron algo. Control, Control, Control. Y e aquí la cuestión, al menos para nosotros esto acarreará en aras de la protección, un más férreo dominio y una disminución de nuestras libertades como ciudadanos de un país occidental. Y si no al tiempo.

Puede parecer frio y fuera de lugar que con la sangre aún fresca en la calle, me dedique a estas reflexiones, pero me inspiran tan poca confianza como “los otros”, porque son tan peligrosos unos con sus subfusiles de asalto como los otros con sus guantes de seda.

No olvidéis que quienes nos gobiernan no son más que los hijos de todos aquellos que nos tuvieron 40 años jodidos, todos miembros, “los unos” y “los otros”, al menos en este país, de una misma calaña. Y que este ministro en particular no tuvo ningún problema en admitir que su gestión la inspiraba Dios Nuestro Señor.

Amén.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s