Con plan B

Lo de los fines de semana desprogramados tienen algo de incógnita surrealista, puede ser que salgan bien, muy mal, o sean un desastre tal que te ayuden en tu amor profundo por los lunes. Uno tiene que estar preparado para todo, para bailar con la rubia o hacerlo con la escoba. Da bastante igual que a uno lo echen del felpudo de una casa, patatas en mano, y mocho en ristre, porque en el fondo siempre te quedan otras 23 horas y 40 minutos de día para buscar una actividad distinta a la de hablar de lo bien que queda un sofá en un salón, o si la pintura era la adecuada o no. Lo de estrenar cosas, sean bambas, niños, casas o condones le llevan a uno a extremos insospechados como los de empuñar una fregona, sentirse incomodo, vérsela pequeña o contar los años de un hijo propio en meses y días en lugar de en jodidos años. Pero bueno, hay situaciones estresantes que le pueden superar a uno, y lo de vérsela pequeña, o pasar la escoba tienen lo suyo. Lo importante como os decía es siempre tener un Plan B, sonreír y callar.

El plan B de este domingo era un planazo A, aparcado. Había que ser gentil y “agradecido” y recoger un regalo de cumpleaños en un sitio, hacer el aperitivo en otro y volver deprisa y corriendo al Plan B.

Hacía viento, es verdad, pero al lado de la piscina, un gran libro, música de fondo, el sol en la cara, ha sido un bálsamo divino tras unos instantes de duda. Y, es que empezar el día corriendo por la montaña, en buenísima compañía, un domingo, tan claro y transparente el aire que casi se llegaban a ver las baleares, con el brillo de un mar de fondo, azul y plateado y tu perro corriendo suelto a tu lado… había sido demasiado fantástico como para echarlo a perder cayendo en las redes del stress de otro.

IMG_4929

De vuelta a casa, bafle al canto y banda sonora de “Begin Again”. Conocéis la película, es una cinta de aquellas que te deja con un gran buen rollo en el cuerpo, una especie de vals bailado a ritmo pop-folk, con personajes en los cuales amoldarse, y sobretodo con una música constante que te acompaña de la mano durante 90 minutos. Es un NY que cuesta identificar: sin central parks, ni hipsters de segunda, con una Keira Knightley impresionante de dulce, y sobretodo con un Mark Ruffalo en el cual toda esta banda de psicóticos en plena crisis de los 40 (que ya no existencial) pueden sentirse identificados. Solo le pondría un “Pero”, el beso. Pero eso ya os lo dejo a vosotros cuando la veáis.

Otra de las cosas maravillosas ha sido, tener tiempo finalmente de abrazar Sapiens de Yuval Noah Harari. Es de esos libros que boca a boca, se ha hecho un espacio en los top de ventas de este país. Lo tenía en la estantería de pendientes, (he de reconocer que he vuelto al papel), y esperaba el momento idóneo, tras ZWEIG, de reemprender mis extrañas lecturas. Por ahora, y aunque sea más un libro de difusión especial para pretenciosos culturillas como yo, (un pretencioso culturillas es aquel que pretende saber de todo y no sabe nada), he de reconocer que vale la pena. Me ayudará a superar la melancolía que me dejo Stephan.

IMG_4927

Y ya veis, un fin de semana que empezó con una mudanza solidaria y tenia que pasar por una esquiada familiar, se ha convertido en un aperitivo frustrado, una fregona en manos equivocadas, una gran película, un buen libro, una sesión de footing por la montaña, y un día espectacular.

Y es que cuando encuentras un plan B, y aunque haya que modificarlo por alguna razón, se llame vermut o visita de la abuela, recuperarlo tiene aquello de mágico que puede ofrecer un domingo de gloria.

miller

Como decía el gran Henry Miller (del cual por cierto han editado un nuevo título “El puente de Brooklyn y otros relatos”) mi escritor favorito de entre todos los escritores malditos que adoro: “ if there’s no B-sides beside, you don’t have a life”, pasando por alto en este caso sus preferencias por el sexo anal, y las penetraciones con palos de escoba del gran “Trópico de Capricornio”, y sobretodo poniéndole una sonrisa a tanta maruja estresada.

Henry Miller, écrivain, et sa femme Eve.

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s