Vergüenza de “parlamentaris” y “tertulians”. Jordi Pujol Ferrusola.

el

No dejo de ver su cara de estupefacción, ni, de escuchar los comentarios de todos los tertulianos, al día siguiente , en las radios de mi país, Catalunya. Ese país donde a la gente le encanta el dinero, y les horroriza, saber como se puede crear.

Estoy de acuerdo con Basté: “es que no nos contó de donde había salido la pasta”! pero SI nos contó como se hace el dinero, ayer hoy y mañana, por mucho que a mi admirado Sala Martín le parezca “la prehistoria de cómo se hacia dinero en los 80 y los 90”.

Apreciados dos, o todos, por muy chorizo que sea al final, (o no); por muy mal que les parezca a sus almas doctas, la clase magistral que dio de economía aplicada el otro día en Jordiet (que es como lo llama su madre que vive en el mismo limbo que las vacas de Ribes de Freser) fué para un servidor y para muchos otros de quitarse el sombrero, o los zapatos (que es lo que hize), repantigarse y disfrutar. Hubiera disfrutado tener dos cámaras, la del chulesco Jordiet, y una que enfocase a los parlamentarios que en los pocos planos que les dieron metían cara de entre acojonados, de perdidos, o de simplemente incomprensión. No entendieron nada. No se habían leído el sumario, y sobretodo, todo lo que a muchos nos pareció familiar, a ellos les parecía una entelequia digna de una torre de babel que se llama realidad.

Puede que haya robado, o seguro. Puede que haya traficado con conocidos e influencias, seguro. Puede que hasta haya timado a alguien para comprar alguno de sus ferraris, estoy convencido. Pero…no lo harías tú. Para todos los pelagatos, porque dada su preparación y sus preguntas de cuarto de básica, los parlamentarios que estuvieron en la comisión no merecen otro apelativo que ese, en Jordiet no merece más que el apelativo del “home del sac”, del “dolent”, de ese zahur del cambalache organizado. Para estos tipos grises, sin profesión ni beneficio que cobran para calentar sus posaderas en los regios cojines (por no escribir cojones) del parlament, excepto alguno, en Jordiet era un mangante. (no dudo que lo sea). Pero para los que tenemos el culo pelado en los aviones que viajamos por medio mundo vendiendo alfombras, condones o sueños, en Jordiet nos explicaba el trabajo que desarrollamos día a día. La pela “Basté”, el duros “Sala Martín” se hacen más como nos contaba el Jordiet, que como vuestros tertulianos de tres al cuarto, henchidos de verborrea, y faltos de realidad, se piensan que se hacen. Repito: ha robado, potser si, ha traficado con conocidos que no conoce, seguro, le gusta la pasta: como a todos.

Cuando el que escribe se ha paseado por medio mundo vendiendo (producte català of course), se ha hartado de comprar a guardias de fronteras en Asia, (para pasar muestras de vinillo), cuando el que escribe se ha inventado alguna vez algún contacto, o simplemente, cuando el que escribe comisiona… Flipa en colores las preguntas ridículas de “sentiment cristià” , de porque tiene usted tres ferraris, o simplemente donde estaba usted el otro día.

Mis excelentísimos parlamentarios (digo MIS, porque les pago el sueldo, a ellos, al alcalde de mi pueblo y a todo servidor publico) (¿he escrito servidor??) no tienen ni idea de lo que pasa puertas afuera del wáter de su casa; me pregunto exactamente si como decía Orwel hemos culminado ya la creación con el gobierno de los estúpidos: Parlamentarios y clase dirigente desconectada del mundo, periodistas conectados a una realidad inexistente, zombies (los más) escuchando chorradas por doquier, y finalmente gente que trabaja y trata dignamente de traer un plato de sopa a la mesa cada noche. No he escrito “gente que trata de levantar el país”, porque el país hace tiempo que nos la trae al pairo.

Que este tipo ha robado, ha estafado, y ha fallado poco, no lo dudo. Pero que lo que nos contó, a mayor o menor escala, es lo que hacemos todos los tipos que salimos a la calle cada día a buscarnos las lentejas. Y, lo que más pena, lástima, sentimiento de indefensión, comprensión de mediocridad y estulticia, de vagancia y temor, me ha dado, es el mundo de barbapapá donde viven políticos y tertulianos de nuestro país.

No duraríais ni 10 minutos en la calle, y me provoca arcadas pensar que os voté, y os uso como laxante por las mañanas cuando os escucho, porque francamente aparte de algún comentario docto, estáis fuera de lo que es la realidad hoy en día.IMG_4938

2 Comentarios Agrega el tuyo

    1. Al Fenici dice:

      i Estic decepcionat

      …se’m nota?

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s