Muerte a los Hipsters de este mundo.

Desde que los 40 me están feminizando: celebro el día internacional de la mujer, me ocupo más de los niños, me bajo un peldaño del principio de Peter, me la meneo menos y no me excito cuando alguien confunde tópico con utopía. (Rimbaud is on power!) he de reconocer que estoy desarrollando un odio, casi homicida hacia los Hipsters de este país, y también, por los Hipsters de todo el mundo.

Odio a estos tíos, medio afeminados, con barba cuidada, pantalones de pana de colorines, que te miran desde su superioridad intelectual y que prefieren la aplicación salud a un buen par de pajas.hipsters

Una cosa son las barbas, mal cuidadas, (un poco rollo duro me he perdido en la isla) y otra muy distinta esa mierda de pelambrera a Jackson five en dirección y superficie equivocada. Estos tipos Hipster, (me lo ha dicho un policía hoy en Barcelona) cada día abundan más en la ciudad, se multiplican en zonas como Gracia, o el Borne, (barrios de Barcelona donde abundan tontolabas y fashion victims últimamente), y entre muchas otras cosas entorpecen la labor policial de mi gran amigo prePápico Fernandez Díaz (santísimo ministro del interior), y también fomentan entre otras muchas cosas, los piojos, la suciedad, el lesbianismo inducido y sobretodo la quiebra de las barberías de toda la vida. Joder! Os habéis afeitado nunca en una barbería? La Barba digo, no los huevos! Pues es un lujo. Pero parece que la moda de ahora, hipster es ir con Barba. El alcalde de mi Pueblo, Alella, (el pueblo con paro ínfimo, sin pobres y con una renta per cápita que tira patrás) también se ha dejado barba, y aunque ese sea tema de otro post, (que lo haré) su barba por ahora es distinta, esta en un stand-by extraño, y la comidilla en la panederia, el xorli y los lavabos de la porchada es si se hipsteará o resistirá a la tentación. Porque en el fondo lo de ser o convertirse en Hipster es tentativo de guarrearse, y no arreglarse los pelos de la cara.

Una de las visiones más tremendas que he tenido últimamente ha sido en el centro deportivo UFEC pabellón Andreu Francisco, me estaba cambiando en difícil equilibrio entre el charco del anterior usuario, sus hongos y mi higiene cuando levantando la vista vi a un Hipster de larga barba y bajos depilados. Me provocó una contradicción impropia: porque te dejas vello facial y te quitas el “hueval”?… (otra pregunta que me hago es si duele pasarte el escroto a la cera aunque ello sea como la sal en la paella, una cosa personal)

oregon hipster

Volviendo a los Hipsters he de reconocer que me da un no sé qué comer con ellos, todos mis amigos separados se han vuelto Hipsters, aunque la máxima aproximación a la definición de Hipster sea la barba, puesto que su tecnología terminó con el mando de la tele; como hay confianza les digo cuando se les queda algo enganchado “allí”, y es que para llevar barbas largas uno tiene que estar entrenado para comer, para follar y para ponerse el cinturón del coche sin liarla parda.

Para cuando un conceller Hipster? Es otra de las preguntas que me hago, aunque seguramente si fuera el caso tendría que cuidar su vestuario antes que algún miembro de los Antiavalots le metiera tres ostias, por barbudo, atontado, y posible yihadista. Otra pregunta es ¿cómo se visten los hipster en verano? ¿Les da calor? ¿puedes ser hips, y no ter? Si yo soy un Neo-pijo, como serán los neo-hipsters? Si eres de Android eres Hipster de segunda?

Como podeis ver: estoy preocupado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s