Un pequeño y profundo ataque de amor.

el

La vida en común se compone de profundos y pequeños ataques de amor. La vida en común se compone de terribles vericuetos y tremendos secretos. La vida en común, o ese pequeño espacio, sereno y opaco, que existe entre tu y yo, es una gran llanura de verdes prados y trampas suicidas. La vida en común, tan tremendamente frágil, se ve amenazada constantemente por nosotros mismos: nuestras pequeñas mentiras y nuestros grandes yos. La vida en común, tan plácida a veces, y tan dramática siempre, es tan importante, que a veces y sin que queramos, nos olvidamos de ella.

Hace días que sin venir a cuento, sufro unos pequeños y profundos ataques de amor. Me diréis que eso debe de ser constante, que hay que querer siempre y estar siempre, siempre, enamorado. Pero la vida en común es, también, erosión pura y dura, es un cuchillo de doble filo y uno de ellos siempre equivocado, es un compendio de días de Si y días de También, que matan magias y magos sin temblores de pulso. Es ese “qué” de la vida en común que nos convierte en Jeckills y Hides dependiendo del día, dependiendo de ti o de mí, o de todo lo que nos rodea.

Deconstruirse y construirse es quizás el mayor remedio contra el desamor y la muerte, el orden es importante: te deconstruyes, pieza a pieza hasta quedar solo tu alma, la que traiciona o ha traicionado, la que va sola y la que trasciende, y luego, de nuevo, recompones a ese ser maravilloso que hizo un día desprender ilusión en ti. A menudo hay cosas que no nos gustan, que no nos hacen sentir precisamente orgullosos de nosotros mismos, que sabemos que existen, y que existirán siempre, y que vemos en ese momento en que uno se desnuda ante si mismo; esas cosas, las guardamos, las dejamos en ese bolsillo que siempre nos roza en los pantalones, para saber que siempre estarán allí, para ser conscientes que no somos ni tan bonitos ni tan fantásticos, ni tan limpios como creemos. Pero, es importante saber que aunque las buenas intenciones no valen para mucho, si son el motor único y exclusivo que nos llevan a intentar ser lo mejor para el otro, para la vida y el mundo. Lo que algún día fuimos, y lo que somos. Nuestro compendio de verdades y mentiras, nuestro Ser frente al mundo con todo, exactamente todo lo que nos acompaña, porque al fin y al cabo, somos, nosotros y nuestras circunstancias, y toda esa fuerza vital y enorme que nos une.

Estos pequeños y profundos ataques de amor, que me acechan en cada esquina, se tiñen de historias, y de manos, de niños, de perros y una gata, se tiñen de discusiones y caricias, besos y enfados, y paciencia eterna, y repentinos ataques de ira, indolentes frenéticos y homicidas; estos profundísimos ataques de amor son la causa de que aún hoy siga pensando que no me equivoqué ni hace 15 ni hace un año en apostar mi vida por ti. Y aunque la apuesta pareciera una gran aventura hacia lo trillado, lo ya conocido, está siendo un camino intenso donde sorprendentemente reconozco a nuevos Tus, a distintos Yos, donde inesperadamente y aunque a pesar que soplen a veces brisas distintas, un viento constante, fuerte y sin dobleces, empuja este barco hacia la ruta que marcamos sin saberlo hace muchísimo tiempo, o no tanto, comparado con la eternidad. Una eternidad que termina contigo.

Hoy mirándome al espejo, no me he sentido particularmente orgulloso de mi, (estoy envejeciendo, mal si es que alguno puede hacerlo bien, estoy cambiando demasiadas cosas que no me gustan, y antes me gustaron mucho, estoy deconstruyendo un pasado que ha servido, para construir uno que sirva para el futuro)cuando lo hacia, a mi espalda, te he visto pasar, te ibas, y un pequeño y profundo ataque de amor me ha llevado a pensar que aún hoy, como casi todos los otros días de estos últimos 15 años, quería irme contigo.

Un comentario Agrega el tuyo

  1. Anuska dice:

    Aquest m’ha encantat ! També t’hi reconen. ” Ens fem grans”, aviat sonarà a eufemisme: quan siguem Vells!!
    Però de moment, ens fem grans.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s