Desahucio Sentimental, por el Mono Holandés.

http3a2f2f40-media-tumblr-com2fbd634ec71e3e1cc82911ea7f5bb8b3022ftumblr_mxvocd8yix1qcwvw4o1_500

No sé si es que fue San Valentín, que la situación política acojona, o que leer más prensa me ha tocado la cabeza.

El caso es que tras unos vinos y cervezas domingueras con los amigos, la respectiva ración de historia de desamor que tocaba el día del Love is (at least commercially) in the air, e hilando entre tapas y pinchos, una oscura conclusión se formó en mi cabeza.

El amor acaba pareciéndose a los desahucios. Les cuento.

Sabíamos que uno de nuestros amigos estaba jodido con la novia y que mejor momento para exaltar la soltería que San Ballantines, de toda la vida. No nos apetecía nada sacar el tema pero un valiente kamikaze hizo la pregunta de rigor. ¿Qué tal estás con XXXXXXX?

La mesa redonda cerró los ojos y puso cara post chupito de tequila como si hubiésemos abierto la caja de Pandora y un chorro de lágrimas nos fuese a lavar la cara a presión como en un túnel de lavado.

Nada más lejos de la realidad. Con la calma y sangre fría que caracteriza al reo que acepta la pena máxima, nos contó su historia.

Long story short: Ya no había amor, había cariño y estaban juntos por inercia. Cayendo en picado desde el séptimo cielo a 9,807 metros por segundo2, encadenados de la mano y preparándose para estamparse. Futuro: No va más. Negro, impar y pasa.

Pero claro, debido al tiempo juntos, a la experiencia acumulada, como los años cotizados en la Seguridad Social, uno pensaba que tenía un cierto derecho divino sobre el otro. Poder gozar de ciertas preferencias y exigencias completamente tóxicas. Es más, tenían derecho de poseer al otro y vivir en él por antigüedad.

Después de intentar levantarle los ánimos, despidiéndome, subíme el cuello del abrigo y piripi, deambulé camino a casa para ordenar mis cábalas.

Seamos sinceros, todos tenemos parte de culpa en estas situaciones y nos hemos metido en ellas alguna vez. En camisa de once varas coño. El chico que se enamora de una chica que juega en una liga superior. La chica que decide intentar cambiar por capricho a la contraparte. Enamoramientos que no convienen por motivos de salud, peligro de muerte o pena de cárcel.

tumblr_me3kftomax1rzmzp3o1_500

Al principio del cuento todo es bonito, parece legítimo y suenan querubines hasta que el cielo se nubla, se levanta el viento del aburrimiento y comienzan celos, fantasmas de exes, imposiciones y órdenes. Echarse las cosas en cara.

Se empieza a romper o por lo menos no se satisface el quid pro quo, el “algo por algo”. El tú la belleza y yo la inteligencia, tú serenidad y yo cafeína, tú juventud y yo te saco de casa, tú el bonito florero al que yo presto atención. Tus pies en la tierra y mi imaginación. Es triste sí, pero oigan, bienvenidos a la realidad. Welcome to the jungle.

Y comienza el desahucio. Has hipotecado tu relación con perdones, con la pérdida de tu personalidad, sabiendo que tenías las de perder.

Reclamas poder seguir viviendo en esa casa, tu hogar, porque si ya lo has hecho durante un tiempo ¿Por qué no más? Pero no, no puedes devolver el principal con sus intereses, te has devaluado y te van a desahuciar. Default.

Llorarás y te manifestarás, el cobrador del frac te perseguirá. Renegociar tu deuda se te cruza por la cabeza, pedir una prórroga ¿Estás seguro? ¿Hay posibilidades? ¿Es pan para hoy y hambre para mañana?

Despierta joder. Haz un zoom out, contrae la pantalla. Date cuenta de donde estás y vuelve a coger la perspectiva: estás en una pequeña storm in a teacup. Estás vagando en el Sahara enterrado entre dunas, pero mira hacia arriba. El desierto es el mejor lugar para ver las estrellas. Levántate, coge una y síguela hasta que te saque de ahí.

Creerás que estás solo pero te tenemos localizado. Somos el pelotón de rescate y vamos a por ti.

tumblr_n50rthfrit1ql52wpo1_1280

Estás vivo, eres joven, tienes familia y amigos, la primavera empieza a llamar a la puerta ¿Qué más quieres? El mundo es tuyo, sólo tienes que agarrarlo.

Historias como esta sabes que no ha sido la primera ni será la última. Don´t get me wrong, sabes que soy el primero en animar a enamorarse y creer en el amor, a mi manera. Sabes que opino como Alicia y que busco la locura en las personas.

Uno no pierde nada por meterse y pringarse, pero luego no vale quejarse.

POR EL MONO HOLANDÉS EN VIVIR MATA.

Un comentario Agrega el tuyo

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

w

Conectando a %s