Carta abierta al Sr. Carsten Spohr, y a Lufthansa

Apreciado Sr. Carsten Spohr,

Vuelo con ustedes, vuelo a menudo, seguramente no tanto como un miembro HON, pero soy Senator en su compañía, y eso son muchos vuelos.

Me preocupa la incomprensión con la que abordan un fracaso personal, no un fracaso de su empresa.

Si, es verdad, podría no haber pasado.

Si, es verdad, podrían haber controlado más a uno de sus pilotos.

Si, es verdad, podrían haber visto antes la tragedia.

Si, es verdad, que hay muchas verdades.

También lo es que el Sr.Lubitz les mintió miserablemente.

También lo es que escondió dentro de su locura, la salvación de esos 149 pasajeros.

También lo es que ninguno de ustedes con los estándares de seguridad de la compañía podían imaginar lo que ha pasado

También lo es que no hay ningún tipo de explicación.

Entiendo Sr.Spohr, su cara de estupefacción durante las ruedas de prensa, no hay error, no hay explicación, es imposible explicar lo que pasa por la cabeza de un loco, y sinceramente, hay locos en todas las empresas, y hay muchos en lugares equivocados, y esta vez les ha tocado a ustedes.

Mi mujer opina que no debería usar “loco”, yo opino que de la enfermad a la locura hay una línea muy fina que Lufthansa ha podido comprobar y que 150 familias, si, incluida la Lubitz, tendrán que sufrir.

Lo siento.

Pero tengo una cosa muy clara, yo no dejaré de volar con ustedes. No es que me gusten especialmente sus servicios a bordo, y si, les encuentro un poco lacónicos y estirados, siendo mediterráneo. Tengo que luchar, a veces, con la animadversión natural que sentimos en el sur por algunas gentes del norte, y sus bocadillos en la clase turista cada día son peores, pero supongo que es la vida. Pero, la verdad, es que me siento seguro, me han hecho sentir seguro muchas veces y aun tras el accidente, los 2 vuelos que he tomado (verona munich Barcelona) no han cambiado mi impresión.

Entiendo su mirada durante las múltiples ruedas de prensa, entre enfadada y sorprendida, y entiendo también a la azafata en el check-in del otro día, cuando me decía sinceramente, Gracias por volar con nosotros de nuevo Sr.Prat.

En esta vida hay cosas que uno no puede controlar, podrán cambiar los estándares de seguridad, sistemas, y procesos, pero siempre habrá algo que se escapará al control, y aquí entrará la Fé de cada uno, y yo, continuo a pesar de todo, teniendo fé en ustedes.

Siento muchísimo lo que nos ha pasado a todos, lo que les ha pasado a los 149 inocentes y a sus familias, lo siento muchísimo, pero yo continuo pensando que Lufthansa, is the best way to fly.

lazo-negro-luto

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s