Tres entierros.

on

Aquellas cosas de un 5 de Mayo de 2013

Bitàcoras.

Sin venir a cuento, y sin que uno se lo tome como precedente, llevo asistiendo a unos cuantos entierros ya, de gente joven, o gente que ahora se considera joven pero que hace años hubieran ya sido adultos más cerca del cadalso que de subirse al Dragón Khan de Port Aventura.

El otro dia, uno de 46, hace unos meses, mi socio, de la misma edad, y en medio otro al que no conocía para nada y a la ceremonia del cual terminé por equivocación al confundir tanatorios y horas.

He de reconocer que la ceremonia de este último fue la más entrañable de todas y tuve que concentrarme para no “morirme de risa” (hubiera ahorrado un considerable coste logístico a mi familia) y “morirme de pena” por el muerto, ya que tras escuchar los parlamentos de sus colegas, me dí cuenta que el personaje hubiera pasado de largo y…

View original post 425 more words

Deixa un comentari

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

Esteu comentant fent servir el compte WordPress.com. Log Out /  Canvia )

Google photo

Esteu comentant fent servir el compte Google. Log Out /  Canvia )

Twitter picture

Esteu comentant fent servir el compte Twitter. Log Out /  Canvia )

Facebook photo

Esteu comentant fent servir el compte Facebook. Log Out /  Canvia )

S'està connectant a %s