Xorli… Chorlita ( Cabeza de).

el

10170909_10203738965224474_1563433904_n

Uno de los placeres inmenso que se tiene cuando se escribe en un blog, es sin lugar a dudas contestar, o no, a los que pierden el tiempo leyendo lo que escribes y que se dedican a comentar tus entradas. Desde aquellos que te hacen el comentario inteligente, hasta el que te lo hace ininteligible, pasando por una amalgama diversa de personajes, y personajillos, que les parece raro que escribas Xorli en lugar de sorli, (cuando lo haces para que sus cabezas de Chorlito lo entiendan) a los que te comentan que en tu blog hay muchas faltas. Todos tienen un espacio en el blog, y a todos de alguna manera u otra se les contesta.

Mi amiga Estrella directamente dice que ella no contesta en el blog, que si quieres comentar algo que lo hagas en el Facebook. En mi caso, poco importa. Hay muchos que se dedican a mandarme correos, que contesto, y otros básicamente lo que hacen es girarte la cara, evitarte o simplemente comentarte la jugada cuando te encuentran por el pueblo.

Este blog me ha enseñado muchas cosas, y la primera ha sido humildad. (seguro que alguno de vosotros se ha caído de la silla, pero si te has golpeado la cabeza, no te preocupes, no había mucho en ella, y peor aún, tampoco guardaba muchas expectativas de que ello se desarrollara positivamente).

Si, humildad.

Yo tenia una maestra de primero en La Escuela Francesa, Mdme. Maladry que nos repetía cada mañana que la lectura automática se diferenciaba de la lectura en que, con la segunda, uno no solo entendía las cosas, sino que comprendía los mensajes. Siempre pensé que no tenia razón, y, humildemente a día de hoy he de reconocer que, así como hay tontos que no saben hacer la O con un canuto, hay otros peores que creen entender lo que leen, pero no lo comprenden. Son básicamente los mismos, y no otros, que tras una aseveración benigna, reciben sin contemplaciones algún improperio por mi parte.

Opinar es lícito y se puede hacer, pero así como nunca me atrevería a pilotar un Airbus 320, no entiendo como sin reparo, alguno con cuerpo humano y cabeza de XORLI-to, se propone conmiserándose con la suerte de los tontos, parecer algo más brillante que el latón y menos que el oro.

Los chorlitos ponen sus huevos en sus nidos (hasta allí todo normal)(es por ello que es difícil de identificar al principio los cabeza de chorlito). Pero si a un tonto le das una pelota lo descubres, y los Chorlitos, ponen sus huevos a ras de suelo en esos nidos. Es un intento de la madre naturaleza para que desaparezcan como especie, por atontados, pero ya se sabe que la estulticia es afortunada, y, en mi caso, a ras de suelo es donde se me caen los huevos, cuando según quien, o qué, se dedica a comentar mis post en mi blog, o en algún otro en que participo.

En fin, la estupidez insiste siempre, y afortunadamente además de convertirme en un ser humilde estoy desarrollando gracias a estos o otros y a los de las motos una paciencia sempiterna, bíblica, y tremendamente infinita. Algo así como un buda petrificado o una vaca ciega. No sé hacia donde decantarme en este caso.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s