La crisis de los 40.

el

Nuestra generación vive anclada en los 25. Si parece mentira que los del 70 y poco o 60 y mucho le damos a todo: Running, paddel, Pilates, gym, webs de citas, porno por internet, comida japonesa y hasta la aberración inmensa que puede ser: una pizza hawaiana, o las bolas chinas para según quien (que no es mi caso).

Nuestros hijos serán y de largo, los hijos tranquilos de la intranquilidad de sus padres. Y, si no, al tiempo.

O vivo en un mundo intensamente desbordado o simplemente la vida se me hace corta, estrecha o tremendamente simple! Me lo decía el otro día alguien a quien conozco demasiado bien. La propuesta era por su parte apuntarse a kite surf o simplemente tirarse en paracaídas. “Tomándome una cerveza con un vejete del pueblo me dijo: esteu bojos…..” Y si, tirarse de un avión con un instructor dando por el saco es de imbécil.

e5ee743327fde1bc6f3041da9a8bfd51

Es de los regalos típicos cuando cumples 40, y lo peor es que normalmente quien te lo regala es tu pareja, quien básicamente espera que te quedes aplastado como una galleta en el suelo, algo así como una calcomanía. Es mucho más limpio eso, que ir metiendo mini dosis de matarratas en el café. Porque cuando uno cumple 40 o algo más le regalan esto? Y no una cajita de Catobit (recuerdo haberlo esnifado cuando estudiaba, aunque fuera un medicamento para fijar la atención de los afectados de Parkinson).

Los cuarentones parecen estar picados por una dosis de escapismo. Quieren escaparse de todo, y no se dan cuenta que huir de uno mismo no te lleva a ninguna otra parte que al abismo. Qué os digo? Que mejor quedarse quietos? No. Simplemente acepta el abismo donde vives. Llegados a una edad la muerte nos queda tan cerca como el vecino. Pero es una puta lotería, y seguramente esta inquietud, este saber que nos vamos a morir nos obliga o nos empuja a muchas cosas: a algunos les da por correr como gilipollas, a otros por coger la bici, y a muchos por un volver empezar que no es mas que un volverse a embarrar.

crisis-de-pareja

Como ex-crísico cuarentón recomiendo un método infalible para despertar del bucle donde caes, es un método de tres pasos fáciles de llevar a cabo:

  1. Mojar los pies en agua
  2. Poner los dedos meñiques de cada una de las manos en una bañera llena de agua.
  3. Tirar el secador de pelo (enchufado) a la bañera.

 

A partir de ese momento creo que se ven las cosas distintas, por muchas razones, una de las cuales y quizás la más importante es que el flequillo ya no te cae nunca más en la frente.

Mi amiga Silvia Cabrera estará de acuerdo conmigo en que no es la mejor solución pero si de largo es la más efectiva.

youarehere

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s