Notas de Moldavia: Dias…

el

La era post soviética es dura, de hecho y sin venir a cuento me permito explorar un poco en ella. Me paseo con poca fe por calles de republicas que pocos de nosotros pondríamos nombre, de hecho nos costaría poner los pies. Pero una vez allí, las descubres. Sus gentes son duras, sus calles parecen haber sido bombardeadas ayer, y hay cosas que funcionan, y cosas que no. De hecho quizás es esta la frase: las cosas funcionan o no.

Pero tienen algo: el español que se vino con el Banco Mundial hace 20 años, el taxista con cara de killer, las mujeres viejas que te observan desde las ventanas que tienen o tenían un doble cristal.

A medida que el imperio se debilitó, las estructuras se fueron dejando y los hombres y mujeres se quedaron en los caminos sin regreso. De hecho ellos siempre estuvieron allí, aunque ahora, sin dinero ni un futuro claro, la ilusión campa a sus anchas de la misma manera que lo hace el desespero.

Por un lado se siente la violencia, por el otro la dulzura, y en el pequeño supermercado donde trabaja una chica llamada Iulia, con 10 kilos de más en el cuerpo y una mente ágil como el viento, se amontonan cosas extrañas que alguien tan pagado de si mismo como yo, no se atrevería a tocar.

Compro un paquete de galletas, dos cervezas y una agua, y una chiquilla de la edad de mi hija cuenta el cambio para mi. Debe de ser su hija, pero ni ella es tan mayor, ni yo un adivino.

Tengo que viajar a Tiraspol, debo hacerlo pero tampoco no sé si es buena idea. Hoy he conocido un Besarabo, y un Gagauza, y por un momento tenia la sensación de haber caído en un capitulo de la ruta de la seda, especialmente hecho para mi.

En la puerta de mi hotel hay una pegatina de Tripadvisor, pero seguro que no es por la comida del restaurante, aunque les funciona el wifi, como a pocos.

Mientras paseaba con mis galletas y mis cervezas en una bolsa de plástico bastante endeble he visto como un coche pisaba un cachorro de algo relacionado con un perro.

Nadie se ha inmutado, porque la vida fluye en estos sitios, pero fluye hacia ningún sitio.

Por ahora.

Chisinau, Tiraspol, Odesa.

Suena a película de la segunda guerra mundial.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s