Escola Fabra Alella: Aparcar o no Aparcar, this is the question.

Sin querer levantar sarpullidos que los levantará y sin ganas de reírme un rato, hoy escribiré sobre todos esos padres y madres desesperados que llevan sus hijos al colegio. To be or not to be, park or not park, THIS IS THE QUESTION!

La conciliación con la familia tiene muchos lados buenos, es tan poliédrica que es complicado no encontrar algo positivo en ella. Hasta llevar los niños a la escuela o irlos a buscar lo es. De todas maneras, cuando vas con prisas, las cosas se complican.

Hoy hablo de conciliación entre nuestro YO independiente y llevar nuestras joyas de la corona a la Escuela. Vamos con prisas: unos tienen que entrar a trabajar en horario flexible, otros tienen clase de pilates y los que menos tienen que hacerse las brasileñas o simplemente depilarse el bigotillo. Todos tenemos cosas que hacer a las 09:10 de la mañana, y todos estamos hasta los huevos a las 16:30 cuando buscamos a nuestros hijos que nos llenan de abrazos, ternuras y algún que otro virus que se hayan agenciado en clase. Quizás la última cosa en la que pensamos, y es evidentemente, es que como nosotros, hay muchos, y en este pueblo que se llama Alella, pues calculando que tenemos un montón de urbanizaciones y que somos muchos los que subimos a la Escuela Fabra en nuestro coche, el caos sin orden, es máximo. La última cosa en la que pensamos es en los OTROS.

15826210_1220472381379329_8664880764620628481_n

En el fondo nos importa poco, verdad? Al final son cinco minutos, solo cinco minutos donde dejar el coche mal aparcado en 3º fila o en la plaza de inválidos o encima del paso cebra que cuidaba nuestro amigo  Delio (por cierto: realmente el ayuntamiento no pondrá una placa en su honor??? Vuestros hijos estan vivos gracias a él viendo el personal que va en coche), es igual a un “no pasa nada”

La escuela Fabra de Alella a las horas de recoger y llevar a nuestros hijos tan bien criados es básicamente una jungla. Pero no una jungla cualquiera, sino más bien una jungla llena de gente, padres y madres, incívicos, que les importa muy poco la seguridad, educación y ejemplo que dan a sus hijos.

Me gustan los padres que aparcan sus coches de cualquier manera y sus perritos urbanos y se dedican al intenso arte del cuchicheo matinal con sus amigas e amigos y que finalmente, se van.

Los Otros es un concepto que no entra en nuestro pobre cerebro, porque el concepto de solidaridad positiva a muchos nos queda muy lejos. Desde el que se para en el paso cebra y deja salir a sus hijos delante de la puerta de la escuela, (creando colas inmensas que llegan hasta Can Lleonard) hasta el que aparca su coche en la plaza de inválidos porque su hija tiene gripe. Tenemos los que aparcan en tercera fila, los que se suben a la rotonda, y los que se quejan, a gritos, a la policía que los multa.

Me preocupa, me preocupa mucho porque cien metros más arriba de la escuela las plazas abundan, hay sitios donde poder aparcar nuestros monstruosos coches de manera cívica, legal, y limpia. Pero es abrumador pensar en ello porque al final, son solo cinco minutos.

Me preocupa ver a madres y padre exaltados porque la policía local los multa, gritar a la policía con sus hijos en una mano y su perito en la otra es poco más que dantesco; y perplejidad me provoca escuchar de sus labios, que ellos tienen razón.

Perdonen, pero dicho tranquilamente y con pocas palabras: jode un montón a todos los que intentamos aparcar donde toca ver como vuestros coches están en cuarta fila provocando atascos monumentales cuando tenemos prisa. Jode un montón saber que estáis discutiendo de si os habéis depilado bien o no esta mañana, o simplemente el saber que porque TU aparcas mal llegarás puntual a tu trabajo, y nosotros no. Y más aun jode mucho que encima cuando se os recrimina vuestra puñetera conducta incívica tengáis los santos cojones de defenderla diciendo que son “cinco minutos”.

Podríais empezar por ser cívicos y solidarios con todo el resto de padres que no tenemos problema en andar 100 metros más para aparcar donde toca.

images-2bad-parking-7

4 Comentarios Agrega el tuyo

  1. Ferran dice:

    Uff. Et veig molt cremat. Sort que jo marxo abans del caos. Estic per quedar-me un dia i gaudir de l’espectacle.

    1. Al Fenici dice:

      Que va. Por si jo socdels que te temps i disfruto dels espectacles!

  2. Carlos dice:

    Desgraciadamente no es algo que ocurre solo en el colegio. La falta de consideración es algo general y que cada día es más habitual. Basta con ver los conenedores de basura, ver como se aparca en cualquier sitio o pasear por las diferentes avenidas de las cacas de perro que hay en el pueblo. No hablo ya de los coches sin intermitente, de los que aparcan ocupando dos plazas, ni de quienes paran en doble fila para ir a comprar … Debe ser una consecuencia del “yo lo valgo”. Parece que ser educado y considerado es ser tonto.

    Gracias por sacudir las consciencias. :))

    1. Al Fenici dice:

      Hola Carlos… :(((( yo aparco ocupando dos plazas, (lo siento) ero por el resto soy un tipo civico y desconsiderado.

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s