Jo si que tinc por. Yo si tengo miedo.

Tras el “no tinc por” de la plaça Catalunya, tras todas estas publicaciones absurdas en el Facebook, como “no podrán con nosotros como sociedad” y un largo etcétera de deprimentes diatribas sobre la paz, la sociedades abiertas o la democracia via Facebook o en persona, ante las cámaras o en el mercado del pueblo; muchos no han hecho, hasta diría que pocos, el ejercicio de pensar porque hemos llegado a esta situación.

Yo si “que tinc por” y la verdad es que mucha. Poco a poco como una madeja de hilar, nos hemos ido arremolinando como rebaño, en minutos de silencio varios y disquisiciones absurdas que invitan mucho más a la confrontación que a la reflexión. El “No” podrán con nuestra sociedad de alguno , o el “Barcelona ciutat oberta de acollida llibertat i pau”, quedan aplastados de golpe cuando la gente movia sus barrigas barrileras por el bar del pueblo animando al Barça patrocinado por ejemplo por Qatar, una de las múltiples cunas del terrorismo internacional, o simplemente viajando con sus líneas aéreas, o prometiendo con cara muy digna, nuestro pueblo como muchos otros, o hasta plantando una pancarta en el ayuntamiento de Barcelona diciendo que queremos inmigrantes. Y que somos una sociedad de acogida.

Nuestra sociedad, tan poco acostumbrada a la violencia directa, reacciona de manera becerril ante una guerra instalada ya desde hace tiempo en cada una de las esquinas de nuestras calles. Nos juntamos como ovejas para gritar, mas aterrados que nunca, que no tenemos miedo y escuchando y leyendo las noticias, parece que que de lo único que podemos presumir, es de haber sido terriblemente empáticos y de tener la ciudad abierta 24 horas después. Poco más.

1502985538_130105_1503050658_noticia_normal

Como llegamos a esta situación? Como acabamos estando en el punto de mira de esta juventud que esta entre nosotros y que SI son (por mucho que a muchos les pese) como nosotros?

Hablar de la violencia en nuestras calles, estas calles tan bonitas, tan seguras, y tan comerciales es quizás hablar de la misma violencia que empezó en el 2003 cuando se desmembró irak (un país inventado dicho sea de paso) por nosotros mismos. Hablar de porque hoy estos jóvenes que profesan otra religión, que no es la nuestra, se lian a tiros en Paris o en Bruselas o en Londres, y finalmente aquí, es hablar de años y años, no solo veinte, (pero si en especial estos últimos veinte), de expolio generalizado de nuestra sociedad, de manera violenta en sus países, o en sus tierras, y vendida con felpa y valores irrenunciables, aquí. Mientras nosotros disfrutábamos de sus materias primeras, armábamos distintos grupos terroristas, y financiábamos la carcoma en sus sistemas de gobierno incomprensibles a nuestros ojos, ellos hacían algo que como expresión me parece extraña: “se radicalizaban”.

Que significa Radicalizarse? Pues explicado simplemente es volver al origen a la causa o al soporte primigenio, la raíz. Y normalmente vuelven a ese punto de partida porque no hemos dejado piedra encima de otra en sus países de origen.

Yo me pregunto: me “radicalizaría” yo, si a 4000 quilómetros de distancia alguien que defiende los mismos valores que mi vecino, destroza con drones, secuestra gentes para llevarlos a cárceles secretas, y mata a diestro y siniestro, roba empaqueta y expide, a mi familia y a mi tierra de origen? Me radicalizaría? SI, y muchos de vosotros también.

El “power flower” de la paz mundial cambiaria en mi cabeza por un afán de destrucción casi igual que el de todas las tropas, soldados, espias etc…que campan por el mundo bajo la bandera de la democracia, la libertad y los valores; digo casi igual porque los medios son distintos, y por ello la guerra que tenemos en nuestro mundo, es tan distinta a la que vemos en nuestras televisiones.

Desde el “united we stand” del 2001 en NY a la guerra total que vivimos hoy, nada ha cambiado. Cada vez que hemos sentido un trocito de guerra en nuestras calles, nuestra respuesta siempre es la misma: Mas castigo, mas bombardeo, mas organizar otra facción contra la que exista en el momento, mas ojo por ojo, y mas diente por diente. Luego, más olvidar y no querer ver lo que nosotros, esta sociedad “con la que ellos no podrán” hace en sus países de origen.

Este, “eso no va conmigo, yo no soy como ellos, pero vives y calzas para con ellos”. Y luego… vivir unos meses más de paz, no escuchando lo que nuestras tropas y empresas hacen fuera de nuestras fronteras, hasta que volvamos a sufrir un pequeño ataque u otro acto de violencia, y de nuevo empezar con la misma historia que hace demasiado que dura y de la que somos conscientes desde que cayeron las torres gemelas en el 2001. (y en España en el 2004, porque valga decir que antes de ese año, el jihadismo no tenia espacio en nuestros diccionarios de uso común. Creo recordar que durante algunos días hasta se quiso hacer creer que había sido ETA, porque básicamente no tenían ni idea de lo que se nos había venido encima).

Somos culpables de lo que ha pasado en Barcelona? Creo que si. Que tenemos una parte de culpa, porque vivimos anclados a dos mundos distintos, el mundo horroroso y sangriento que tenemos mas allá de nuestros ojos, y gracias al cual vive el otro mundo paradisiaco, productivo, y atontado donde estamos serenos instalados y que es “relativamente” seguro.

Hay que estar loco para llevar a cabo una acción como la de Barcelona (o la de otras ciudades europeas)? Si, tanto como todos aquellos soldados y mandamases que hacen lo mismo en otros países fuera de nuestra esfera y que tu y yo pagamos para que se ensucien las manos.

Si miramos todo esto desde el punto de vista de la locura: “si, están locos, porque yo no lo haría nunca” aunque también es verdad que tu y yo aun “nunca” hemos vivido las situaciones que ellos llevan viviendo desde hace tiempo, y sobretodo, sufriendo.

Es una guerra? Si.

Quieren que pensemos, los gobiernos, “los que mandan”… quieren que pensemos que es una guerra? O prefieren utilizar términos como terrorismo o radicalización? Los prefieren. Una guerra nos llevaría a pensar demasiado en quien o qué nos ha metido en ella. Terrorismo y radicalización más un montón de imágenes, apelan a nuestras emociones mas profundas: el miedo, la compasión, la pena…emociones todas ellas tan fácil de manipular.

Tienes miedo? Tens Por? Yo si, y mucho. Para empezar es una guerra que nosotros pagamos: pagamos a nuestros soldados, pagamos a nuestras empresas, soportamos sin saberlo. Pero una guerra que pagamos con dinero, no con convicciones. Los de los otro lado, también, aunque me atrevería a decir que la convicción no les falta.

Debemos convertirnos en islámofobos, en racistas religiosos, y de color? No. No es una guerra de religiones sino un expolio a gran escala, una gran guerra económica.

Cuanto tardaremos en ver los primeros extremos tocarse entre si? Ayer en medio de las ramblas ya tuvimos el primer intento de instrumentalizar por parte de la Ultra Derecha, y porque no, de la Ultra Izquierda lo que ha sucedido en Barcelona, aunque como decía el Señor Delgado, no buscaremos un problema superior antes de terminar el que tenemos entre manos.

Desafortunadamente para todos, el mundo que tenemos a nuestros pies o en nuestras manos carece de todo lo que nuestros políticos, desde alcaldes de a pie a presidentes de gobiernos se llenan la boca: democracia, libertad, e igualdad. Nuestro mundo, más allá de nuestra geografía inmediata, es un mundo donde abundan las manos sucias, el trabajo infantil, la violencia, el hambre y la sed, y, todos nuestros intentos vendidos como un afán de aportar la democracia y la libertad, no son más que una gran mascarada para que te puedas vestir con camisas baratas, para que puedas llenar el deposito de tu coche y para que estés tranquilo y feliz.

Jo si que tengo miedo, pero me pregunto qué me da más miedo si la creencia absurda que lo mejor es hoy el duelo y el llanto, el “no tenim por” y el son “unos radicales”, o el hecho de que ellos están convencidos y nosotros no.

A lo mejor lo que da más miedo es el “ellos” y el “nosotros” y quizás deberíamos plantearnos si el punto de partida fue y es erróneo.

barcelona plaza cataluña_15_970x597

 

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s