Alella, Municipales 2019.

El otro día me decía un pseudo-conocido de sonrisa obligada, (la mía) de que hacia tiempo que no escribía de política en general, y de política municipal en particular. Es verdad que últimamente me dedico a pedir que le corten la conexión de datos al “contable de finestreta” y poca cosa más. Estoy aburrido, y, lo que es peor, muchísimas otras cosas me distraen de los fachas por vocación, los que lo són por obligación, y sobretodo los que lo son por estupidez. Creo que la Independencia de mi país, la república non-nata, los lazos amarillos y en general todo lo que trufa a obtuso ha provocado en mi el mismo efecto que un plato de garbanzos, con tripa y chorizo.

En lo que se refiere a la política del país, he desconectado hasta el día del Juicio Final. No parece que vayan a cambiar mucho las cosas, y en lo que se refiere a la política municipal, la verdad es que nos enfrentamos en Alella, a una de las campañas más aburridas de la historia. Para ponerlo en pocas palabras: El Franciscanismo ha conseguido borrar del mapa vía bulling municipal, o por simple hastío, a cualquier otra fuerza política que pudiera ensombrecer su labor. Los Socialistas desaparecidos, la CUP que no se presenta con Oriol (a ver quien se presenta), un JUNTS X CAT triste si es que aún se llama así, una Gent de Alella en plena crisis interna, un PP borrado del mapa, y los futuros hooligans de Ciudadanos al acecho.  Alella no tiene otra alternativa que polarizarse y ahondar en una fractura entre “els de aquí”, los ATV’s, y los “que no son del poble” como dice alguno. Y mientras, Andreu Francisco en su sentir y posar fantástico pasa el relevo a Almendro, Le Dauphin. Podríamos decir que la Ballena da paso al Delfín, aunque en cuestiones de peso, maestro y alumno van a la par, por su finura.

Hemos pasado del principio de siglo en que gente del pueblo hacían de regidores, a hoy, donde regidores más tecnificados que nunca, llevan a cabo sus papeles de manera profesionalizada y entran al detalle de todo. Un ayuntamiento lleno de tecnócratas que llevan a cabo su trabajo. No lo critico; el presupuesto de Alella es tan enorme que no nos podemos permitir que un panadero lo maneje. Pero quizás tampoco podríamos permitirnos estos relevos de poder tan Soviéticos, tan monárquicos y tan oscuros, tan por ovación, como los que tendremos ahora entre Francisco y Almendro. Los únicos que se han dado cuenta de la gran fragilidad del momento parecen ser la derecha de la Plaza de Oriente (no la del poble): cambiar a Andreu Francisco por Almendro es un giro de camino frágil, quebradizo, un momento delicado. Por mucho que tengamos que verlo hasta en la sopa (y es verdad que hay cosas peores que pueden flotar en una sopa), la transición no será fácil. La gente esta vez, no votarà a Andreu sino que votará a ERC, o a su sombra… y esta es la grieta, la grieta que los que ya estaban deberían explotar y que solo los PrimoRiveristas de Ciudadanos han detectado. Pero también tendríamos que preguntarnos si queremos a Almendro como Alcalde, o es que los otros nos dan un miedo terrible. Votaremos con el miedo en el cuerpo?

Quien es Almendro?

No tengo ni idea. Y este es el kit de la cuestión. Desafortunadamente las fuerzas políticas de Alella, especialmente Gent de Alella no hace el análisis correcto y dentro de su crisis existencial se dejaran perder todo el bagaje político de trinchera acumulado desde hace más de un decenio. Quina llàstima.

Que tal Almendro?

Pues poco a poco empieza a estar. Se vuelve omnipresente, no llega a convertirse en Andreu que aparecía hasta en el Tortell de Reis, pero poco a poco, imprime. Padre joven, sonrisa de cartel torcida, mujer con nivel, solo nos falta que haya sido monitor del Esplai o trabucaire. (és un déjà vu)?

Y al final Almendro?

Al final ,y eso es lo que poco a poco nos quedaremos todos convencidos de ello, Almendro será la ultima oportunidad para que no caigamos en la cara negra del imperio, en manos de un Malo muy malo del “upper diagonal”, un “contable de finestreta”, o simplemente en cualquier nou-vingut (me encanta esta palabra tan catalana), o una PPera readmitida al juego como lo fuera Röhm en su momento tras un breve exilio en Bolivia.

Y que piensa Almendro?

Si lo pienso fríamente, ser el “Hereu” debe de ser un rollo. Y más el Hereu de Andreu. Nadie se acuerda de Luis XV. Nos acordamos del XIV y del XVI, uno tan fantástico y el otro tan descabezado. Pero y el XV. Es verdad que todos merecemos una oportunidad pero heredar de Andreu es una patata demasiado caliente, o simplemente un plato de mal comer. Pero es verdad, no sé que piensa Almendro.

Volvamos a la Alella pre Elecciones Municipales 2019: auguro pocos canapés, mucho trabucaire, alguna confrontación gratuita. Una toma de poder “dels de fora”, alianzas de gente que hoy no sabe ver su suerte, en aras de perpetuarse, y un Almendro en mayoría simple. O simplemente más de lo mismo con las cartas cambiadas. Quien se acuerda de Medvedev? (y lo bien que ha funcionado) ( Sera Andreu el nuevo gerente??)

Al final lo mío es puro egoísmo, porque no sabré a quien mandarle las entrevistas, me sobraran las pipas en el manido debate del Polideportivo, y lo que es peor, acabaré empleándome a fondo con los más tontos, y a nadie le gusta meterse con un pobre contable de ventanilla.

Cortar el WIFI seria un acto de simple humanidad para algunos aunque también es verdad que su desgaste es mayor conectado. Dejémosle escribir, (perdón copiar-pegar).

Responder

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión /  Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión /  Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión /  Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión /  Cambiar )

Conectando a %s