Tiempos Oscuros…

Mientras la orquestra del titánic siga sonando, apoyemos pues nuestra voluntad de libertad y preparémonos para sufrir la tiranía y la furia indiscriminada de una meseta que nunca perdona, y que jamás olvida.

Bienvenidos al Vertedero

Hoy en la plaza de Colon he visto mucho pajarraco en la bandera, y mucho brazo en alto, mucho Puigdemont a Prisión, y francamente, una cantidad inmensa de iletrados encantados de que un cocainómano, un sociópata, y un fascista les dijeran a que cerdo sonreír.