Mis últimas tardes con Teresa

Siempre que hace calor, o que empieza a notarse, cuando la canícula me toma de la mano y me dice, -Ves Al, las nenis en bikini, la playa empapelada de cuerpos sudorosos, y la ciudad vacía. En ese preciso instante, siempre, o casi siempre, me acuerdo de mi amiga Teresa, rubia, con su descapotable blanco,…