Trump, Obama, Xavi, Eva….

sin lugar a dudas su falta de intelectualidad, y su más que apreciable gusto por lo básico, me devuelve a un Presidente más real, y menos de Facebook. Más Twítico y menos instagrámico.
Simplemente: todos y cada uno de ellos no se han parado a pensar que al fin y al cabo todos ellos son hijos de una misma madre y padre desconocido..