Les tardes al Monestir

La casa on escriure el gran llibre que mai escriuré, un lloc que quan no fa vent, del silenci que hi ha, s’escolta el vent.

Destruye la Empresa: I

jefecillos de tres al cuarto, amparados en bácula, mitra, casulla y alba, como popes del marketing moderno, se dedican a pontificar sobre todo o sobre cualquier chorrada

Rodeado por MEDIOCRES.

Me preocupan los hombres corrientes, los transparentes, aquellos que parece que no existan y que en su transparencia, su asfáltico color, pasan desapercibidos por el mundo, o son, sin lugar a dudas, una parte más de este horizonte o ese paisaje que miramos con desidia. Son la mayoría, y los que nos gobiernan, salamandras o…