No controlem el Post-Mortem

Potser el gran què de la mort és l’acceptació que tenim del nostre rastre incontrolable en aquesta vida. I sobretot la dictadura impossible sobre la nostre trascendencia.

La teva darrera carta… (17)

Follar, plorar, menjar, llegir, patir, morir. Va agafar la pipa i se la va posar a la templa esquerra, era fàcil, percutar…

Morirse en casa…

Dentro de la desgracia absoluta de la muerte, y deseando que esta llegue en mi más completa senectud, y más en forma, (o al menos tanto) como los abuelotes de mi pueblo, los cuales tienen en parte mucho que agradecer a nuestro joven alcalde, hoy he descubierto que me encantaría morirme, viejo, exhausto, preclaro, y…